Diabetes

La diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por alteraciones en los niveles de glucosa en sangre.


  • Se diagnostica con pruebas de laboratorio.
  • Si se la detecta de manera temprana permite una vida más plena.

Hay dos tipos principales de diabetes:

  • En la Diabetes Tipo 1 el páncreas no produce insulina, razón por la cual el paciente requiere tratamiento con insulina para vivir.
  • Los pacientes con Diabetes Tipo 2 (la forma de presentación más frecuente) tienen insulina, pero que no actúa correctamente, por lo cual el tratamiento se basa en mejorar la acción de la insulina.
La Diabetes Tipo 2 (la forma de presentación más frecuente) tiene gran predisposición genética, y los factores desencadenantes más frecuentes son:
La obesidad, el sedentarismo, el stress, la edad, el embarazo y las drogas.
Existen situaciones que merecen control estricto de parte del profesional, mujeres embarazadas, personas que han tenido infarto de miocardio, personas con alteraciones de los lípidos sanguíneos.
Los síntomas de la diabetes incluyen aumento del apetito, aumento de la necesidad de ingerir líquidos con aumento de la cantidad de orina y visión borrosa.

¿Cuáles son sus complicaciones?

Problemas cardiovasculares, vasculares periféricos, trastornos nerviosos y problemas del riñón y de los ojos (la retina).
La enfermedad puede controlarse con dieta, medicamentos o aplicación de insulina inyectable.

Siempre consulte al médico para que le indique el tratamiento adecuado.